La supervisión divina particular

Koraj y sus compañeros incitaron una rebelión contra Moshe. Moshe intentó aplacarla, pero no pudo. Dios quiso aniquilar a todo el pueblo judío, sin embargo, una petición de Moshe restringió la ira de Dios a un determinado grupo de gente. En esta historia aprendemos sobre cómo Dios supervisa Su mundo tanto sobre los judíos como los gentiles.

Basado en Likutei Sijot vol 18, pág. 196